-->

Expertos descubren pruebas de un evento bíblico del libro de Génesis 19, la “destrucción de Sodoma y Gomorra”.

Arqueólogos y teólogos están trabajando juntos para analizar descubrimientos recientes y explicar qué sucedió con la antigua ciudad de Sodoma que se encuentra en el libro del Génesis del Antiguo Testamento de la Biblia.

ÚNETE A NUESTRO GRUPO DE Telegram. Ofrecemos lo más relevante en noticias e imágenes cristianas

El Dr. John Bergsma, profesor de teología en Steubenville, Universidad Franciscana de Ohio, cree que la evidencia descubierta en Tall el-Hammam, ubicada en el sur del Valle del Jordán, puede haber sido causada por la explosión de una roca espacial muy grande, según la revista Relevant .

La repentina desaparición de Tall el-Hammam hace unos 3.600 años ha sido un misterio para los arqueólogos durante años. En las ruinas de la ciudad no hay signos de un asedio militar prolongado o de un conflicto. Sin embargo, otras señales apuntan a una causa catastrófica diferente, informó el medio.

Una cosa que atrajo el interés de Bergsma fueron las marcas de calor extremo dejadas en fragmentos de cerámica, restos de esqueletos humanos y otros artefactos, informó Relevant. Este tipo de daño por calor posiblemente podría deberse a la explosión de un asteroide gigante sobre la ciudad, similar a lo que describe Génesis 19:24-25 en el Antiguo Testamento.

«Entonces DIOS hizo llover azufre y fuego sobre Sodoma y Gomorra—¡un río de lava de DIOS que cayó del cielo!—y destruyó estas ciudades y toda la llanura y a todos los que vivían en las ciudades y todo lo que crecía de la tierra».

La evidencia apunta a que ocurrió un evento destructivo repentino y de alta temperatura. La revista Smithsonian informó que las piezas de cerámica del sitio mostraban derretimiento en el exterior, pero quedaron intactas en el interior.

Además, los fragmentos de cerámica encontrados en el sitio de Tall el-Hammam también estaban cubiertos de Trinitita. Es el residuo vítreo que quedó en el suelo del desierto después de la prueba de la bomba nuclear Trinity, basada en plutonio, el 16 de julio de 1945, cerca de Alamogordo, Nuevo México. El vidrio se compone principalmente de arena arcósica, incluidos granos de cuarzo y feldespato, que se ha derretido mediante una explosión atómica.

La presencia de Trinitita añade peso a la teoría de que se produjo un evento de alta energía, como la explosión/impacto de un asteroide, en el área, según Relevant .

Bergsma también habló al medio sobre la condición grotesca y única de los restos humanos en el lugar de excavación.

«Los esqueletos humanos están completos hasta aproximadamente la mitad de la columna vertebral, y luego solo hay una marca de quemadura y no hay nada en la parte superior del cuerpo», describió. «Encontraron pruebas masivas de que una enorme ráfaga de calor procedente del cielo a unos 25°C sobre el horizonte incineró estas ciudades gemelas en el lado jordano del río».

Fuerza destructiva varias veces mayor que la explosión siberiana

Steven Collins, decano de la Facultad de Arqueología de la Universidad Trinity Southwest y arqueólogo principal de Tall el-Hammam, ha teorizado que la explosión en el aire sobre la ciudad podría haber sido incluso mayor que el Evento Tunguska de 1908, una explosión de asteroide sobre la remota Siberia que causó destrucción masiva, según Relevant . Habría consumido incluso más energía que cuando se lanzó la primera bomba atómica sobre Hiroshima, Japón, en agosto de 1945.

Según la NASA, el 30 de junio de 1908 un asteroide se hundió en la atmósfera terrestre y explotó en el cielo de Siberia. Testigos locales en la región escasamente poblada informaron haber visto una bola de fuego y escuchado una gran explosión. También informaron de incendios forestales masivos y de árboles arrasados ​​en kilómetros de distancia. Debido a la lejanía del lugar, el evento atrajo poca atención. La primera expedición científica no llegó a la zona hasta 1927, pero aun así encontró amplias pruebas de la destrucción del asteroide causada por la onda expansiva y la ráfaga de calor de la explosión aérea.

Como informó CBN News, Collins fue coautor de un artículo que confirmó que la ciudad fue destruida por un «evento térmico».

«La violenta conflagración que puso fin a la ocupación en Tall el-Hammam produjo cerámica derretida, cimientos chamuscados y varios metros de cenizas y escombros de destrucción batidos en una matriz gris oscuro como en un Cuisinart», señaló.

En otro artículo en coautoría, los arqueólogos Phillip J. Silvia y Collins escribieron: «La evidencia física de Tall el-Hammam y los sitios vecinos exhiben signos de un evento térmico y de conmoción altamente destructivo que uno podría esperar de lo que se describe en Génesis 19. «

En ese documento, llegaron a la conclusión de que Sodoma y Gomorra fueron destruidas por la explosión de un meteorito.

Un artículo publicado originalmente en la revista Nature Scientific Reports en 2021, pero actualizado en mayo pasado , respalda la teoría de Collins de que el evento sobre la antigua ciudad tuvo «una fuerza mucho mayor que el evento de Tunguska».

La bomba lanzada sobre Hiroshima tenía una energía medida de 15 kilotones, la explosión equivalente a 15.000 toneladas de TNT. Según el periódico, los daños en Tunguska se estimaron en 5 megatones o 5 millones de toneladas de TNT.

Utilizando una supercomputadora para analizar los datos en el sitio, los autores del artículo sugirieron que la fuerza destructiva en Tall el-Hammam estaba al menos en el rango de 15 megatones, con una explosión equivalente a 15 millones de toneladas de TNT.

Génesis 19:27-28 describe las consecuencias en el valle.

«A la mañana siguiente, Abraham se levantó temprano y regresó al lugar donde había estado delante del Señor. Miró hacia Sodoma y Gomorra, hacia toda la tierra de la llanura, y vio un humo denso que subía de la tierra, como humo de un horno.»

Impacto generó grandes cantidades de sal, un hecho histórico

La explosión de alta energía también parece haber generado grandes cantidades de sal que se remonta al relato de Génesis 19 sobre la esposa de Lot convertida en una columna de sal, informó Relevant .

«Tan pronto como los sacaron, uno de ellos dijo: ‘¡Huid para salvar vuestras vidas! ¡No miréis atrás ni os detengáis en ningún lugar de la llanura! ¡Huid a las montañas o seréis arrastrados!’» — Génesis 19:17

ARTICULO DE INTERÉS: «Es hora de construir el Tercer Templo», dice erudito que asegura el cumplimiento de la profecía de Números 19

«La sal fue arrojada debido a las altas presiones del impacto», dijo al medio James Kennett, profesor emérito de ciencias de la tierra en la Universidad de California. «Y es posible que el impacto haya afectado parcialmente al Mar Muerto, que es rico en sal».

Bergsma dijo a Relevant que está convencido de que lo que han encontrado los arqueólogos explica lo que pasó con las ciudades bíblicas de Sodoma y Gomorra.

«Realmente cambió mi perspectiva sobre el mapa del Antiguo Testamento porque lo que me señaló son cosas que parecían demasiado extravagantes para ser historia… en realidad se muestra como un evento histórico», dijo.

El arqueólogo utilizó el relato del Génesis para encontrar la ubicación

Como informó CBN News en julio, Collins le dijo a Joel. C Rosenberg en un episodio de The Rosenberg Report cómo él y su equipo encontraron las ciudades bíblicas en Jordania.

Collins dijo que usó las Escrituras como pistas para encontrar la ubicación de las ciudades, centrando su búsqueda en el valle del río Jordán.

A partir de ahí utilizó pistas de la Biblia, incluida una referencia hecha en Génesis 13:10 que dice:

«Y Lot alzó sus ojos y vio que el valle del Jordán estaba bien regado por todas partes, como el jardín de Jehová, como la tierra de Egipto, en dirección a Zoar. (Esto fue antes de que Jehová destruyera a Sodoma y Gomorra.)»

«La pregunta adecuada a hacer en la ubicación de Sodoma es: ‘¿Dónde estaba Lot parado cuando alzó los ojos y vio que toda la llanura del Jordán estaba bien regada?’ Fueron Bethel y Ai», explicó Collins.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *